jueves, 6 de diciembre de 2007

Cuento de Ignacio Rey



El Samurai sin Espada

-Hace mucho pero mucho tiempo un Samurai vivía enfrentando males hasta la muerte.
-Su problema era que él no tenia espada, siempre quiso tener una pero no sabia donde conseguirla ni usarla.
-En ese tiempo se decía que allí existía un DIOS llamado Maisajuany, un Dios indestructible que podía otorgar cualquier cosa.
-Pero ese Dios no otorgaba las cosas gratis, tenia que pagar!!!!!!!!.Al hablar el Samuray con el Dios Maisajuany el Dios le dijo que destruyendo a la bruja solo con eso le daría la más reluciente y poderosa espada.
-El muerto de miedo acepto y se fue en marcha a cumplir su misión a cambio de la espada.
-En el oscuro y cayado bosque ¡¡una trampa lo derribo y se lo llevo!!¡¡¡LA BRUJA MALVADA!!!
Era ella en carne y hueso.
-Agarro al Samurai del cuello mientras lo elevaba y le decía-¿¡ Así que me buscabas?!— ¡Pues aquí estoy, para tu información no podrás destruir!
-El Samurai no tenía una espada pero sabia mucho sobre Kun Fu, dándole una patada en la cara y una mortal se libero de la bruja, la lucha recién comenzaba.
-A la bruja le había quedado un agujero en la cara pero se le reparo al instante, mientras se le rellenaba otra vez la cara se lo ponía roja de la rabia, después dijo-tu te lo buscaste-y así comenzó la lucha.
-Estuvieron horas y horas peleando hasta que una voz gruesa dijo -¡¡Recuerda el agua debilita las brujas!!-la bruja al escuchar eso casi se va del miedo el Samurai había descubierto su punto débil, ahora savia como destruirla el. El Samurai dio una mortal en el aire pasando por encima de la bruja y llegando al cuelo de agua. Agarro el balde y se lo tiro en la cabeza, la bruja se empezó a derretir mientras decía sus últimas palabras:
-Me vengare algún día....!!!-
-El Samurai muy satisfecho busco de quien había salido esa gran ayuda. Al rato se dio cuenta de que fue Maisajuany el que había dado la ayuda, se la dio por que era la peor bruja casi indestructible además el Samurai ya no podía mas, esa fue la razón.
-El Samurai al llegar a su casa vio en frente de su mesada su reluciente y poderosa espada.
-Ese fue el fin de la historia.




El Fin

2 comentarios:

rochi dijo...

¿¿¿Una pregun de quien es este cuaento???
UN BESO.
Rosario Breide.

Anónimo dijo...

HOLA JOSE SOY AGUS QUUERIA PREGUNTARTE SI TE LLEGÓ MI CUENTO
SALUDOS AGUS